sábado, 16 de agosto de 2014

¿Y si Conapdis no lo hace?

Como todas las semanas compartimos con ustedes nuestra columna de la semana, publicada por las y los compañeros del diario venezolano "Correo del Orinoco".



Esta semana abordamos de nuevo el aspecto legal referente a la visibilización de las Personas con diversidad funcional en los medios de comunicación, como eje fundamental de todo camino hacia la real normalización, integración y convivencia.

Como siempre, la invitación a que la discutan, comenten, critiquen, y enriquezcan con sus comentarios y aportes.


¿Y si Conapdis no lo hace?

“La naturaleza hace a los hombres desiguales, en genio, temperamento, fuerzas y caracteres. Las leyes corrigen esta diferencia”. (Simón Bolívar, Discurso de Angostura)

Sin embargo, al ser una creación humana, la Ley ni es perfecta ni es inmutable, por el contrario, es una herramienta que debe estar en proceso constante y colectivo de discusión, a fin de perfeccionarse.

En el caso de la inclusión de las Personas con diversidad funcional en una sociedad de convivencia, y su visibilización en los medios de comunicación como elemento fundamental, hay artículos y leyes que a nuestro parecer deben ser modificados, por ser más obstáculo que puente.

Un ejemplo es el artículo 23 de la Ley de Personas con Discapacidad el cual, en su primera parte, reza que: “los medios de difusión de prensa, radio y televisión, privados, oficiales y comunitarios, en todo el territorio nacional, transmitirán y publicarán mensajes dirigidos a la prevención de enfermedades y accidentes discapacitantes y la difusión de mensajes sobre discapacidad, a requerimiento del Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (Conapdis)”.

Ni siquiera cuestionaremos el sesgo discriminatorio que a nuestro pensar conlleva  colocar el tenor “en la prevención de la discapacidad” y no en la tolerancia hacia la diversidad funcional. Además de la omisión de palabras claves como “visibilización”, “tolerancia”, “integración”, “normalización” o “convivencia”.

Creemos que el verdadero atolladero legal lo constituye la frase: “a requerimiento del Conapdis”. ¿Y si el Conapdis no lo hace? ¿O su capacidad administrativa no llega a cubrir el proceso de requerir tan necesarias campañas?

Algo crucial como la educación en materia de tolerancia hacia la diversidad funcional a través de los medios no puede recaer en una sola Ley, debería al menos contar con artículos en la Ley de Responsabilidad en Radio y Televisión en los cuales apoyarse.

Por Ley todos los canales venezolanos deberían transmitir, en horario todo usuario, programas dirigidos a la visibilización de Personas con diversidad funcional, y no sólo desde el documental pasivo, sino desde la participación protagónica, como sujetos activos, emisores de mensajes.

En este caso, el artículo 14 de la Ley de medios es el ideal para recibir la ordenanza, a fin de que su mandato de Democratización en los Servicios de Radio y Televisión beneficie también a las personas con diversidad funcional, entre otros sectores vulnerables. Mientras que el Conapdis debería asumir el papel de ente orientador, donde recaiga la función de formar a los medios de comunicación en materia de Convivencia.


Abramos la discusión. Tenemos las herramientas, las ganas y el momento histórico ideal: la Revolución Bolivariana. Construyamos la Patria nueva, donde todos y todas tengamos espacio.


sábado, 2 de agosto de 2014

Profundizar, debatir y crear la Convivencia

Como todos los sábados compartimos nuestra columna "Orgullo Down Venezuela", publicada por las compañeras y compañeros del diario venezolano "Correo del Orinoco":




Esta será la primera de una serie donde nos enfocaremos en reportar la lista de artículos que consideramos deben ser cambiados, profundizados, ampliados e introducidos en la Ley de Personas con Discapacidad y la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, a fin de procurar la inclusión de Personas con condiciones especiales en los medios, sobre todo en pantallas de televisión y cine, como próximo y urgente paso en la visibilización de este sector de la población.

Como siempre esperamos sus comentarios, opiniones, aportes, críticas... son muy importantes para nosotros y nosotras:


Profundizar, debatir y crear la Convivencia


Cuando decimos “el próximo paso en la visibilización de la Personas con condiciones especiales debe ser tomar los medios de comunicación”, sabemos que estamos frente a un largo, pero no imposible, camino.

Cambiar los medios para que abran sus micrófonos, páginas y sobre todo pantallas a las Personas con diversidad funcional no sólo depende de algunas voluntades, sino de reformas sustanciales en las parrillas de programación, los temas tratados y financiados por los productores nacionales y de las Leyes referentes al tema.

Venezuela cuenta con dos Leyes, nacidas en Revolución, que son fundamentales para conseguir la participación activa y protagónica de las Personas con capacidades especiales en los medios de comunicación: la Ley de Personas con Discapacidad y la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión.

Sin embargo, es necesario reformar, ampliar y dejar sentado en sus artículos este Derecho. De no hacerlo, la inclusión de personas con diversidad funcional como parte activa de la plantilla de actores y actrices, productores, periodistas, animadores, comentaristas y técnicos sería solo un buen momento de algunos medios, no de todos, y dependería siempre de la buena voluntad de sus directivos: debe tomar marco legal.

Pero las cosas desde el principio. Sin temor a caer en reformismos, creemos necesario modificar el nombre de la Ley de Personas con Discapacidad. Continuar llamándola así hace que -desde la misma Ley que vela por las Personas con diversidad funcional- el foco siga estando en la discapacidad y no en la persona. La palabra “discapacidad” debe desaparecer. ¿Están de acuerdo? ¿No? ¿Sí? ¿Por cuál sustituirla? Abramos la discusión.

En cuanto a la Ley de Responsabilidad en Radio y Televisión son muchos más los cambios. Por nombrar solo uno: podríamos empezar con el trato a las y los usuarios con diversidad funcional. En el numeral 8 de su artículo 3 dice que los medios deben “procurar las facilidades para que las Persona con discapacidad auditiva puedan disfrutar en mayor grado de la difusión de mensajes”. Por un lado, la palabra “procurar” parece pertenecer más al marco de la voluntad que de la obligación Por otro, este artículo deja por fuera otras condiciones.

¿Qué tal “crear” también televisoras, programas o películas adaptadas para Personas con diversidad funcional visual o programas educativos para infantes con capacidades intelectuales especiales? Tenemos la tecnología y el talento humano: falta la voluntad y la Ley que así lo exija.

Estos son solo dos ejemplos de los muchos que hay que profundizar, debatir y crear dentro de estas Leyes, a fin de parir en colectivo esa anhelada sociedad de tolerancia y convivencia. Tenemos el escenario perfecto: estamos en Revolución y en plena construcción de la Patria nueva.