sábado, 21 de junio de 2014

Roque Valero: “Mi ideal de país comienza por reconocernos”

En Orgullo Down Venezuela pensamos que uno de los primeros pasos para lograr una sociedad incluyente hacia las personas con discapacidad es la visibilización.

Sin embargo, ese “dejar de ser invisibles”, como primer paso en la construcción de un mundo donde convivan todas las minorías y diversidades en armonía, no pasa sólo por mostrarnos, también es necesario personas que nos vean y un medio por dónde expresarnos.

Y en esa tarea estamos: conquistando cada día más espacios donde levantar la voz y demostrar que, en la época de la comunicación y la información, el sector de la población que no esté en los medios de comunicación, ni siquiera como tema, sino como agente participativo, activo y protagónico, simplemente no existe.

Decidimos entonces empezar a entrevistar Personalidades del mundo artístico, a fin de saber cómo toman nuestros artistas venezolanos el tema de la Inclusión y la Convivencia en general, y de las Personas con discapacidad, en particular.

Así que Orgullo Down Venezuela se fue a la oficina de Roque Valero, quien nos brindó el privilegio de ser nuestro primer entrevistado, para saber su visión de lo que debe ser una sociedad tolerante, sobre todo por ser uno de los artistas venezolanos que más ataques ha recibido junto a su familia, en estos meses de violencia e intolerancia política por los que acaba de transitar Venezuela.

Acá les contamos lo que conversamos con el canta-autor Roque Valero, una tarde de estas, con Caracas de fondo.


Roque Valero: “Mi ideal de país comienza por reconocernos”
  
Llegamos apurados y un poco tarde, como llega casi todo el mundo a cualquier sitio, en una ciudad como Caracas, donde lo imprevisible es el tic-tac diario de nuestros días.

Roque ya nos esperaba. Nos recibió muy cordialmente, tal vez un poco sorprendido, pues hasta ese momento me esperaba sólo a mí, y no contaba con que llegaría con Camilo (mi bebé de dos años) y Armando, mi compañero, padre de Camilo y parte esencial de Orgullo Down Venezuela.

Después de hablar un rato, y ponernos al día, comenzó la entrevista. Empezamos por el principio: su visión sobre el tema de la Discapacidad, pues cuando lo contactamos para cuadrar el encuentro nos sorprendió con la noticia de tener escrita, cantada y grabada una canción sobre las y los niños especiales y su forma de ver el mundo.


No hay diferencias que puedan con el Amor

Esa canción se llama “En mi mundo Paralelo”, se encuentra en el segundo disco, y surge, como nos contó Roque, de una hermosa relación que entabló con un grupo de niños y niñas con condiciones especiales, pertenecientes a la fundación Center, ubicada en La Trinidad.

Dicho contacto comenzó como todas las cosas hermosas: por casualidad. “Un día yo estaba en un centro comercial, y se me acercó una señora que se llama Carolina, y su hijo se llama Marquitos. Por cierto, yo todavía sostengo una relación con ellos, ellos son de oposición, y sostenemos una relación bonita. Ella me respeta, yo la respeto, porque tenemos una relación de amor, de hace muchos años, y no hay diferencia política que pueda contra eso.

A raíz de ese acercamiento,  me invitaban a los cumpleaños, iba a sesiones en la Fundación… y bueno se me ocurrió hacer una canción para ellos”.

Al preguntarle por qué no le hizo promoción a una canción tan emotiva, Roque no duda en responder que “este tipo de cosas son muy delicadas, porque mucha gente se quiere aprovechar de ciertas circunstancias, para poder obtener lucro gracias a una sensibilidad que puedas tener con respecto al tema”.

“Entonces yo no lo hice tan público, por su puesto los niños sabían que era una canción para ellos, pero no fue algo que yo utilicé públicamente, como una bandera”.

No obstante, ante la propuesta de Orgullo Down Venezuela sobre usar la canción como parte de una campaña de visibilización de Personas con capacidades especiales comentó “me encantaría, sobre todo, ahorita en este momento tan complicado a nivel político, con ese sector que está tratando de radicalizar a todo el país, creo que es un buen mensaje esta canción, no sólo para los niños con algún tipo de discapacidad, sino para todos”.

Hay que reconocernos

Al pretender abarcar el tema de la Tolerancia no podíamos dejar de preguntarle sobre su posición política y personal con respecto a este tema, sobre todo, por ser él una de las figuras públicas que más agresiones ha sufrido por parte de sectores radicales de la oposición venezolana, después de manifestar su apoyo a la Revolución Bolivariana, los ideales del comandante Chávez y el Gobierno del presidente Maduro. No olvidemos que hasta su bebé de un año fue agredido, en brazos de su madre, por sectores radicales, cuando la familia Valero-Suárez fue atacada en un restaurante de la ciudad capital.

Con respecto a este tema comienza por definirnos cuál es el ideal de país para él: “Mi ideal de país comienza por reconocernos. Existe un porcentaje enorme que es chavista, que quiere la Revolución, y quiere que el país sea manejado como un país socialista. Hay un sector minoritario que es opositor, que tiene la necesidad, en algún momento, de obtener el poder, y hay un sector minoritario de esa minoría que está tratando de radicalizar el país, para obtener el poder a base de muertes.

El ideal de país es que esa minoría no pueda contra la mayoría del país, es que entiendan que aquí hay instituciones democráticas, que hay una democracia consolidada, que aquí nada es impuesto, que aquí todo ha sido bajo elecciones, 19 elecciones hemos tenido en 14 años, creo que ningún país ha vivido tantas elecciones como nosotros.

Yo considero que el país ideal es cuando esta gente entienda que nosotros no nos vamos a ir, ni vamos a desaparecer así ellos en algún momento sean poder. Esta fuerza política siempre va a existir, este sentimiento colectivo siempre va a existir, y no se ha ido disminuyendo, todo lo contrario se ha ido agrandando cada día más”.


No poner la segunda mejilla

No obstante considera que ejercer la tolerancia no debe implicar el desconocimiento de la Justicia: “Creo que no debemos seguir poniendo la segunda mejilla. Si tú cometes un delito, tienes que ir preso. Como dice el Presidente: “Paz con Justicia”, no puede haber paz si nosotros no ejercemos la justicia. Si tú estás trancando una calle, quemas un banco, un colegio, una unidad policial, un metrobús y trancas una calle todo el día, tienes que ir preso, porque estás delinquiendo, no estás protestando, y eso pasa aquí, en Noruega, en Estados Unidos, en Japón, en Rusia, en cualquier lugar del mundo sea socialista o capitalista”.

Twitter: una especie de catarsis

No quisimos tampoco perder la oportunidad de preguntarle sobre la violencia verbal que inunda las redes sociales en Venezuela como una muestra más de la intolerancia política en la que se ha sumido una minoría del país. Pues cuando publicamos en nuestra cuenta @orgullodownvzla el link de la canción de su autoría “En mi mundo paralelo”, inmediatamente al ser retuiteados por él recibimos varios insultos por parte de algunos usuarios y usuarias.

Tal vez el más resaltante fue el de la usuaria AlejandraRios, a través de su cuenta @valrof01, quien sin dudar un segundo respondió a nuestro tweet con un contundente: “asco”. Tweet alarmante cuando además uno revisa su cuenta y descubre que en 2012 retuieteaba al comandante Chávez al tiempo que le pedía trabajo, cuando hoy en día no sólo es acérrima opositora, sino que ejerce activamente la intolerancia política en las redes sociales, siendo precisamente Roque Valero uno de sus principales blancos.

Ante esto, Roque nos dio la clave para no asustarse ante semejantes comentarios: “No les paro. Si te soy sincero, leo sólo cosas puntuales. Más o menos por la foto sé por dónde vienen, y como tengo muchos seguidores es muy complejo intentar leer cada uno de los tweets. Siento que el Twitter se ha convertido en una especie de catarsis, para un poco de gente que no hace absolutamente nada sino quejarse.

Yo he visto gente muy importante en la oposición, considerada muy importante para ellos, que se levanta y se acuesta hablando pestes del país. El primer Tweet de la mañana es “el regimen no sé que cosa”, no hay nada positivo que les pase en el día, no hay nada positivo que tenga el país.

Con respecto a lo que me escriben en twitter: ni me va. No porque yo me considere elevado espiritualmente, todo lo contrario, por su puesto que en algún momento llegó a afectarme, pero en este momento ni siquiera les presto atención, porque a veces los visualizo: y lo que veo es a un tipo que está tratando tumbar un gobierno, en interiores, con un celular, viendo televisión, insultando a una persona que sí sale a trabajar, por un país mejor, donde él también está incluido, porque no lo estoy excluyendo, porque nosotros sí somos personas que creemos en la inclusión, porque además es lo que ha profesado la Revolución, porque además ha sido parte del legado del comandante Chávez, que lo ha continuado el presidente Maduro”.


La responsabilidad del artista con la sociedad

Para continuar con el tema de las comunicaciones quisimos saber cuál era su posición con respecto a la responsabilidad social que tienen las y los artistas con respecto al tipo de mensajes que se transmiten en los medios.

Roque cree que es una cuestión de definir responsablemente el horario en que se coloca cierta programación: “Tampoco puedes sesgar. El problema está en los horarios. No puedes poner matando gente a una actriz que puede ser el ídolo de muchas niñas, que a lo mejor no tienen una buena formación y que piensan que ese es el camino. Yo no puedo poner una novela a las 9 de la noche diciendo eso.

Debe haber una remoción de las parrillas de horarios de la programación, para que el adulto se pueda divertir. Si tú quieres ver a Norkys Batista matando un poco de gente, la puedes ver a las 12 de la noche, que ya a esa hora los chamos deberían estar durmiendo.

Sin embargo, afirma que sí existe un compromiso real ante la sociedad por parte del artista. “Para mí un artista es una especie de esponja, que va absorbiendo cosas, y luego va goteando ideas, creaciones, y se comunica a través de esas creaciones. Así que yo creo que hay un compromiso real del artista con respecto a la sociedad”.


Bajar a tierra y encontrarse con el pueblo

En este sentido expresó lo positivo de incluir a las y los artistas en el Movimiento por la Paz y la Vida, impulsado por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y del cual Roque forma parte desde su fundación. Y aunque en este momento se encuentra un poco alejado de las actividades de este Movimiento por tener compromisos que no le permiten participar directamente en las tareas de este Plan, nos da cuenta de las actividades y objetivos que se plantea esta cruzada nacional por la Paz y la Vida.

“El Movimiento por la paz y la vida tiene toda una programación para visitar las comunidades. Creo que es necesario que los artistas salgan del peldaño donde a veces se montan, bajen a la tierra y se encuentren con ese pueblo de a pie, que al fin y al cabo es el que los convirtió en estrellas. Ese encuentro no va a ser beneficioso solo para el pueblo, sino para la supuesta estrella, porque empiezas a ver hacia dónde va tu trabajo”.

Asimismo, reiteró la gran responsabilidad que tiene el artista en la creación de tendencias y opiniones: “Es una gran responsabilidad. Tampoco uno debe sentir que la gente va a hacer lo que yo diga, pero el artista crea tendencias, sus opiniones son importantes para ciertos sectores de la sociedad, y por eso deben ser emitidas con responsabilidad. No puedes salir en twitter diciendo: vamos a matar al presidente, y luego hacer un llamado a la paz; eso no tiene sentido, no tiene coherencia”.


Un mundo lleno de colores

Para cerrar le pedimos que nos dijera en pocas palabras cuál es su visión sobre las personas con discapacidad. Su respuesta apuntó a la forma distinta de ver el mundo que para él tienen las personas con algún tipo de discapacidad intelectual.

“Yo creo que la canción, En mi mundo Paralelo, habla un poco de lo que yo imagino que pasa por la mente de un ser humano con esa manera de ser distinto al resto. Debe tener un mundo totalmente lleno de colores, de imaginación, una persona que ve cosas que yo no puedo ver. Yo creo que en la mente de los niños con discapacidad deben pasar muchísimas cosas, y todas deben ser hermosas. Si un niño ya de por sí es hermoso, un niño con discapacidad lo es más”.